viernes, 24 de noviembre de 2006

La tristeza no tiene fin...


Esta mañana me levanté muy temprano. A las 7:20 ya estaba caminando por la calle Esmeralda en dirección a Córdoba, para dar mi primera clase del día. Y el paisaje de cada mañana volvió a dibujarse; una ciudad casi desierta, gris,de nadie, pero con angelitos solitarios por todos los rincones. Esos niños de manos pequeñas, que revuelven la basura para buscar el sustento diario. Algunos todavía dormían sobre el suelo. Esos niños que poco saben de juego, porque para eso no hay tiempo, esos niños con ojos de ancianos, esos niños que no pueden quejarse de la escuela porque no tienen el privilegio de ser enviados a una...qué horror el mundo...

"Fue en un café de Retiro donde te acercaste a pedir unas monedas y yo te pregunté si querías sentarte . Eras uno de esos tantos que mendigan su inocencia como ángeles excluidos de algún cielo perverso y extraño. Desde luego, no me conocías, y me reconfortó compartir el encuentro. Porque vos, con tu corta edad, llevabas la mirada envejecida por esas atrocidades que, en breve tiempo, realizan en el cuerpo y el alma la devastación que traen los años.
Cuando en alguna oportunidad he vuelto al mismo café, te he buscado con el deseo de saludarte. ya no estabas, pero te descubro en otros chicos, cuando al regresar de noche a casa, los veo hurgar entre las bolsas de basura, hundiendo en la inmundicia sus pequeñas manos, destinadas a los columpios y las calesitas. Y no se por qué, entonces, pienso... "la verdadera vida, está ausente".
Y encerrado en este viejo estudio, sentado al borde de la cama, vuelvo a ver el dibujito de la casa de tus sueños, con flores, pequeñas ventanas y cortinas, con una gran chimenea en el centro que largaba humo de colores, toda esa magia encantatoria de los niños que ni la miseria puede borrar.
He estado escribiendo estas líneas que probablemente nunca leerás; querría resguardarte de alguna manera. ¡Qué horror el mundo!"

Ernesto Sábato. Antes del Fin. 1999

9 comentarios:

Laura dijo...

Lo curioso es que hoy en día frente a ese paisaje la frase ya no parece ser: "que horro el mundo" sino
"que peligro el mundo"
Lamentablemente la imagen de estos chicos, para la mayoría de la gente, ya no da pena, da miedo.

Luz dijo...

Gracias Laura por tu opinión ¿ y vos qué pensas al respecto? pregunta difícil ¿no? la marginación genera violencia. Ojo, no justifico la violencia, pero la realidad es muy compleja...¿no?
Espero más opiniones.
Saludos
Luz

Luz dijo...

Mi querida vecina de toda la vida y amiga...¿¡Cómo no invitarte a compartir este espacio, que también es tuyo!? Aunque a veces no nos vemos tanto (a pesar de ser vecinas) el afecto sigue.¡Bienvenida!

Luz dijo...

El imbécil
León Gieco. León Gieco , Eduardo Rogatti

Sos de los que quieren que los chicos estén pidiendo guita y comida en las calles
Cerrás las puertas de tu auto falo, cuando los chicos te piden un mango
Cuidado Patri, guarda Ezequiel, cuidado el bolso con cosas de valor
Cuidado Nancy, poné el brazo adentro, de un manotazo te sacan el reloj
Soy su padre y les voy a explicar que piden para no trabajar
No tuvieron la suerte de ustedes de tener un padre como el que tienen

Sos de los que miran el retrovisor y cierran todo, todo justo a tiempo
Y esa manito que golpea el vidrio te hace revolcar en tus pobres triunfos
Cuidado tía, vos que en todos confiás, ese pañuelo que es de seda francesa
Cuidado chicos, miren sin mirar, porque estos entran enseguida en confianza

Soy su padre y les voy a explicar que piden para no trabajar
No tuvieron la suerte de ustedes de tener un padre como el que tienen

Sos un imbécil que a los chicos culpás de la pobreza y la mugre que hay
Que nunca te echen, rogale a tu Dios, porque en el culo te pondrás ese auto
No quiero que me limpien el parabrisas porque está limpio y lo van a ensuciar
No quiero que me pasen esa estampita, de alguna iglesia la habran ido a robar

Soy su padre y les voy a explicar que piden para no trabajar
No tuvieron la suerte de ustedes de tener un padre como el que tienen

M@rcelo dijo...

Es complejo el tema...solucionarlo llevaría el doble de años que tardó en surgir, porque esto no es de ahora, ni de hace 4 o 5 años cuando comenzóla crisis...no! Esto se viene gestando de hace más tiempo. Acá en Uruguay pasa lo mismo. Yo vivo en una ciudad, que no es tan grande como Montevideo, es mas pequeña. Pero los problemas son los mismos. En mayor o menor cantidad, pero allí están!

Ver a la gente en los contenedores de basura en pleno centro, es algo a lo que uno no está ni tiene por qué estar acostumbrado, porque no deberia ser así...no debería pasar.

Es tan complejo...por eso todo el mundo prefiere mirar para otro lado...saben que solucionar esto es una tarea de titanes. Nadie está dispuesto a "ser" el "salvador" que todos estamos esperando.
El día que aparezca alguien que haga las cosas bien...parecerá una utopía, y no faltará quien diga que no sirve para nada.

Y esto no es nada, todavía podemos estar mucho peor.
Esperemos que no, pero los años venideros van a ser negros...
Puede parecer un poco pesimista, pero en el fondo, hasta el más optimista lo sabe.
Hay tanto por cambiar y tan poco tiempo!

Y dar una moneda no soluciona nada. Acá en Uruguay piden los organismos que no se les de una moneda, nada de $. En todo caso un pedazo de pan, porque detrás de ese niño, puede haber un negocio...sabemos que hay padres que los mandan a pedir para bancarse sus vicios.

Y lamentablemente, hay que tener cuidado. Pasaron a dar miedo. Lamentablemente, son peligrosos...así tengan 8, 9 o 10 años, están a la pesca de cualquier cosa. Sus mentalidades están muy distorsionadas, no son "angelitos", están guiados por otros que los convirtieron en lo que son ahora.
Se que suena feo, pero es así.
Si te descuidás con un poco de suerte te roban.

Ya me extendí demasiado. Te mando un beso. Me gustó mucho el blog. Voy a seguir hurgando en el archivo...

Luz dijo...

Gracias por tu sincera opinión. Difícil el tema ¿no? A mi me genera una tristeza muy profunda el asunto de la pobreza, la manipulación de los chicos, el trabajo infantil...está todo tan podrido y es todo tan difícil de desenmarañar...Yo por mi parte, sigo pensando en esos chiquitos como angelitos expulsados del paraíso de la infancia...Los han desposeído del la piedra fundamental de sus vidas,de la mejor etapa de la vida humana a mi juicio. Con una infancia así, ¿qué clase de adolescencia o juventud pueden esperar? Te confieso que a veces a mí también me da miedo, pero también se me parte el corazón.
besos
Luz
Luz

Bibliotecariasensual dijo...

Es muy cierto sobre los comentarios anteriores, uno no sabe que hacr, si das.. estas manteniendo a los padres. También están aquéllos padres que drogan a sus hijos y piden en la calle. Ya no sé sabe que es verdad y mentira.
Este paisaje ya es parte de nuestra cotidaneidad(esta bien escrito?), que ya ninguno se asombra, pero a la vez , pasa con cierto temor....

Luz dijo...

Es un tema que me come la cabeza, qué joda! a qué punto hemos llegado...Igual, creo que lo que mejor refleja mi pensamiento es ese tema de Gieco que pegué más arriba...ya retomaré el tema más adelante...
Besos!!!

Mr. Magoo dijo...

Que palabras, y que tristeza, sobre todo cuando se tienen esos enanos en casa, luego ves los ajenos mendigando en la calle, y piensas, pero como es posible esto??? Si, esas son de las cosas que a mi me hacen temblar de coraje por la injusticia... coincidimos.
Te felicito por tu profesion, el maestro para mi siempre tendra todo mi respeto y mi carino, porque es mas un formador que un simple informador, algun dia quiero esa oportunidad de regresar algo de lo que se me dio a las nuevas generacions.
Un abrazo, me pusiste a filosofar.