jueves, 14 de junio de 2007

Un día como hoy...


El 14 de junio de 1928 nacía en Rosario Ernesto Che Guevara.
A modo de sencillo pero muy sentido homenaje, aquí van algunos fragmentos de Ernesto Che Guevara. Mi Primer Gran Viaje, reeditado recientemente como Diarios de Motocicleta (Primer diario de viaje, en el que relata su expedición por Latinoamérica en motocicleta con su compañero de viaje Alberto Granado, en 1951)
Más abajo, pego un hermoso poema que Julio Cortázar escribió luego de la muerte del Che.

…Yo me fui a ver a una vieja asmática…Sumaba a su estado asmático una regular descompensación cardíaca. En estos casos es cuando el médico consciente de su total inferioridad frente al medio, desea un cambio de cosas, algo que suprima la injusticia que supone el que la pobre vieja hubiera estado sirviendo hasta hacía un mes para ganarse el sustento, hipando y penando, pero manteniendo frente a la vida una actitud erecta…Allí, en estos últimos momentos de gente cuyo horizonte más lejano fue siempre el día de mañana, es donde se capta la profunda tragedia que encierra la vida del proletariado en todo el mundo; hay en esos ojos moribundos un sumiso pedido de disculpas y también, muchas veces, un desesperado pedido de consuelo que se pierde en el vacío, como se perderá pronto su cuerpo en la magnitud del misterio que nos rodea. Hasta cuándo seguirá este orden de cosas basado en un absurdo sentido de casta es algo que no está en mí contestar, pero es hora de que los gobernantes dediquen menos tiempo a la propaganda de sus bondades como régimen y más dinero, muchísimo más dinero, a solventar obras de utilidad social…(pp74-75)

Allí (en un pueblo llamado Baquedano) nos hicimos amigos de un matrimonio obreros chilenos que eran comunistas. A la luz de una vela con que nos alumbrábamos para cebar el mate y comer un pedazo de pan y queso, las facciones contraídas del obrero ponían una nota misteriosa y trágica, en su idioma sencillo y expresivo contaba de sus tres meses de cárcel, de la mujer hambrienta que lo seguía con ejemplar lealtad, de sus hijos, dejados en casa de un piadoso vecino, de su infructuoso peregrinar en busca de trabajo, de los compañeros misteriosamente desaparecidos, de los que se cuenta que fueron fondeados en el mar.
El matrimonio aterido, en la noche del desierto, acurrucados uno contra el otro, era una viva representación del proletariado de cualquier parte del mundo. No tenían ni una mísera manta con qué taparse, de modo que les dimos una de las nuestras y en la otra nos arropamos como pudimos Alberto y yo. Fue esa una de las veces en que he pasado más frío, pero también me sentí un poco más hermanado con ésta, para mí, extraña especie humana…(
p86)

Che
Yo tuve un hermano.
No nos vimos nunca
pero no importaba.
Yo tuve un hermano
que iba por los montes
mientras yo dormía.
Lo quise a mi modo,
le tomé su voz
libre como el agua,
caminé de a ratos
cerca de su sombra.
No nos vimos nunca
pero no importaba,
mi hermano despierto
mientras yo dormía,
mi hermano mostrándome
detrás de la noche
su estrella elegida.
Julio Cortázar.

5 comentarios:

Sahaquiel dijo...

Excelente post. :))
Me parece más que significativo recordar el nacimiento de éste gran héroe, en un país donde se conmemoran las muertes de nuestros próceres, pero no se los recuerda realmente.
Ernesto Che Guevara; un idealista sin comparación cuya obra lo trasciende, un guerrero de la Libertad que luchó hasta el final de su vida con un valor ilimitado mostrando una coherencia inalterable entre sus actos y sus ideas. Es poco lo que se puede agregar.
Muchas gracias, Luz.

Besotes!!

Jorge Muscia dijo...

Cada tanto, "los dias como hoy, no son un dia como hoy..."

Un beso.

Carlos dijo...

Bendito San Ernesto de la Higuera,
allí donde la tierra se incendiara,
desde aquella lejana Santa Clara,
encendiendo de sangre las hogueras.

Luz dijo...

Sahaquiel: es esa coherencia de la que hablás lo que más admiro del Che, el "curador de hombres estrechos" :) Me alegra que te guste el post. Besotes!!

Jorge: hombres extraordinarios como el Che, hacen de la vida algo significativo y trascendente. Gracias por comentar. Más besos para vos :)

Carlos: Gracias por el verso, realmente me emocionó :))
Y sí, Bendito sea
Más besos.

Santiago dijo...

Bellisimo poema, como todos los de Julio, un escritor lúdico, sensible, inteligente, al leerlo siento que de alguna forma estoy conectado con él.

Saludos