martes, 2 de septiembre de 2008

A seguir tocando...con lo que queda


Yitzhak Perlman padeció polio durante su infancia. Creció y se convirtió en un prestigioso violinista. Camina despacio y con mucho esfuerzo utilizando muletas y aparatos ortopédicos. Hace unos años, Perlman protagonizó un concierto inolvidable en el Lincoln Center de Nueva York. Al principio de una obra orquestal en la que él era solista, se le rompió una cuerda. Todo el mundo oyó que se le partía y la orquesta dejó de tocar. Normalmente, un músico habría cambiado la cuerda, produciéndose un comprensible retraso. Pero Perlman hizo algo inimaginable. Se quedó donde estaba, con el instrumento incompleto y asintió a la cabeza hacia el director, para que retomara desde el principio. Jack Reimer, periodista del Houston Chronicle se encontraba entre la audiencia y escribió después: "...y tocó con tanta pasión tanto poderío y tanta pureza como no se había escuchado antes. Por supuesto, cualquiera sabe que es imposible interpretar una obra sinfónica con solo tres cuerdas. Yo lo sé y usted también, pero esa noche Yitzhaz Perlman se negó a saberlo(...)Cuando terminó, se produjo un silencio impresionante en la sala. Y, acto seguido, la gente se levantó y lo aclamó. Hubo una salva de extraordinaria de aplausos desde todos los rincones del auditorio..."
Entonces, Perlman dijo al público: "A veces, corresponde al artista averiguar cuánta música se puede seguir tocando con lo que le queda, ¿saben?"
Esa es la lección que Reimer y muchos más aprendieron en ese recital. Y dijo Reimer: "Asi que tal vez nuestra tarea en este mundo inestable y desconcertante en el que vivimos sea tocar música, al principio con todo lo que tenemos y después, cuando eso no sea posible, tocar música con los que nos queda."

Adaptado de un extracto de "Preguntale a Platón" de Lou Marinoff.

Dedicado ami primo Juan Agustín, y a quienes se les haya roto una cuerda... en el peor momento.

16 comentarios:

tanguetto dijo...

Conocía esa anécdota...IMPRESIONANTE, levantarse despues de un cross de derecha directo a la mandíbula y seguir como si nada hubiera pasado, cuantos no lo logramos...

Gracias Luz por esta imágen que nos hace ver que "siempre se puede".

Zeb dijo...

Melli...creo q este fue uno de los mejores posts q leí en los últimos tiempos.

Así como vos lo dedicas...no te olvides de aplicarlo en tu vida (sé que ya lo hiciste...alguito te conozco creo...)

Beso enorme!

Sahaquiel dijo...

Qué buen post, Luli!
Menuda tarea la de seguir adelante con una cuerda menos, como si nada hubiese pasado. Aunque... como es imposible hacer como si el problema no hubiera ocurrido, seguir adelante, requiere de un esfuerzo extra...
Una anécdota realmente inspiradora.
Como no conocía a ese músico, me puse a buscar algo en YouTube. Es un grande de verdad.
Gracias por esto y por bancarme siempre, a pesar de mis metidas de pata, je.
Te quiero MUCHO. :-)
Besos y abrazos al por mayor.
V.

Elena de San Telmo dijo...

Hola solcito!!!

Qué gusto leer este post un día lunes!
La cuestión son esas pequeñas cuerdas cotidianas que hay que tocar con lo que queda y seguir adelante.

Besos

Me and Mini Me dijo...

Se me hizo un nudo en los ojos.

Y me toca doblemente, porque se me han cortado cuerdas como músico, y como padre...

Gracias.
Un beso

Luz dijo...

Tango, algo me dice que vos sos de los que se levantan y arremeten, estoy segura.
besos!!!

Zeb: de todo lo que pude leer, escuchar, de todo lo que me dijeron hasta ahora...es lo �nico que, siento, un poco me sirve :-)
Un beso!

Saha: gracias :-) Voy a decirte que se te extra�aba de sobremanera por estos lares...Espero que a vos tambi�n te sirva el relato y no me agradezcas que la agradecida soy yo por contar con tu amistad.
Besos y abrazos por toneladas a Venado!!

Ele: tanto tiempo!! Qu� alegr�a leerte por aqu�.
Es as� nom�s. Hay que tratar de seguir con lo que queda porque, irremediablemente, no hay otra.
Good Show!

Me and Minie: te doy la bienvenida, gracias por pasar y cometar. Y como m�sica algo frustrada que soy, te digo que nunca es tarde para comprar cuerdaas nuevas y retomar las clases de m�sica o la pr�ctica.
Un beso y espero volver a leerte.

Juan Pablo dijo...

Wowww, me hiciste acordar a la anécdota de Nicolás Paganini, la tenés? se le van cortando las cuerdas del violín hasta quedar con una sóla y la gente no se percató de lo sucedido hasta el final del concierto. Mortal!.

No te des por vencido ni aún vencido decía Almafuerte, otro capo.

Besos Luli.

yo dijo...

Hermosa anécdota y difícil de imitar no? Hace falta muuucho coraje, para que no nos importe el qué dirán.
A seguir tocando Luli!!!
Besotes!!!

BIBLIOTECARIASENSUAL dijo...

Siempre hay que seguir, aunque la cuerda se haya roto...
muy bueno

Luz dijo...

Hola Juampi. No conocía esa anécdota. Gracias por el dato y un groso Almafuerte.Beso!

Lau: Y sí, habrá que seguir tocando porque otra no queda...Literal y metafóricamente. Un beso!

Biblio: gracias y espero que andes mejor :) Besote!

Roky Rokoon dijo...

cuerda de raqueta vale? jaja
no creo, no es lo mismo

Superchic dijo...

me gusto mucho a mi tambien!

Luz dijo...

Roky: vale raqueta :-)
Soy tan mala para los desportes que me parece que jugar al tennis es más difícil que tocar el violín, jeje
Un beso!

Superchic: me alegra que te guste. Un beso!

mi despertar dijo...

No sé como he llegado aqui pero me ha encantado prometiendo volver
besos

Luz dijo...

Mi despertar, te doy la bienvendia. Gracias y podés pasar cuando quieras :-)

Carlos dijo...

Y niña, dice que hay que seguir tocando pero no se escucha música nueva por aquí.

(eso es lo bueno de la vida, que viene con cuerdas de repuesto)

Un besote. (el Zorro)