viernes, 26 de enero de 2007

Para mi amigo Sergio


Para Sergio, para los que quieran conocerte, para hablar de y recordar Malvinas…en pleno enero (¿Te das cuenta? ¡¡Fuera de la temporada Malvinas abril-junio!!)…Y para que te dignes a leer mi blog jeje… ¿Qué te pensás? ¿Qué sos el único que tiene página web? jaja

Si no hubiera estudiado profesorado de inglés, probablemente no hubiera viajado en ese tren...
Si no hubiese tomado ese tren, no hubiera comprado ese periódico que vendían tus compañeros los veteranos…
Si no lo hubiese comprado, no hubiera encontrado tu e-mail…
Y si no lo hubiera escrito jamás te hubiese conocido…
Sergio, si no te hubiera conocido, yo sería otra persona…(Hacete cargo hermano!!! Jejeje)

¿Te acordás de ese primer mail, allá por abril de 2002? ¡Eramos taaan jóvenes! jeje¡Nunca vas a poder imaginarte mi alegría al día siguiente, al ver que lo habías respondido! Sobre todo cuando yo no había pensado que ibas a contestar, porque tan sólo quería transmitirte apoyo, agradecimiento, admiración, afecto…

El horror de una guerra es tan grande, que se instala para quedarse, no importa lo rodeado de afecto que estés o lo hermosa que pueda ser tu familia como sucede en tu caso.
El horror de una guerra es tan grande que se queda grabado en los cinco sentidos de quienes la vivieron, volviendo una y otra vez.
El horror de una guerra es tan grande, que te deja en silencio.
En una palabra, te deja en soledad. La peor de todas, que es cuando se pierde la alegría.

Y mi gran frustración, mi amigo- o como te digo yo, mi tío Johnny Bravo (jeje puro músculo), mi segundo papá- es la de no poder devolverte esos años que te quitaron, esa juventud que tan injustamente te arrebataron. Por eso es que te regalo tanto tiempo, para devolverte el que te sacaron, no porque sea una obligación; es una vocación y así lo siento. No te sientas mal si te doy mi tiempo, soy yo quien decide regalártelo.

Sergio, me enseñaste lo más valioso que pude haber aprendido en toda mi vida; sentir en lo más hondo la pena del que sufre, sentir en mi corazón toda esa soledad como propia y no por eso sentir lástima. Y hacer algo con todo eso, no quedarme con los brazos cruzados ante las injusticias. Estoy orgullosa de vos, de tus compañeros, tanto que quiero contarlo aquí, para que quienes pasen por aquí sepan que hay hombres que son extraordinarios.

Desde el dolor y la tristeza, rescato el coraje y la bravura de quienes como vos hoy luchan por no ser olvidados; esos semi-uniformados a quienes muchos no se atreven a mirar a los ojos, dada la inmensa deuda social que como país tenemos para con ustedes. Esos seres marcados por el destino como vos Sergio, o Carlos a quien también tengo orgullosamente por amigo, luchador a brazo partido por la salud de sus hermanos combatientes, o a Edgardo, con quien compartí un inolvidable ratito en Plaza de Mayo, cuando se manifestaban por los tres puntos, o Jorge, quien me regaló su confianza y sus implacables e inteligentísimos trabajos acerca de nuestra soberanía sobre Malvinas. O esas caras inolvidables del hospital Carrillo, que contaban anécdotas acerca del Crucero General Belgrano mientras compartíamos todos esa rueda de mate que quedó grabada en mi retina para siempre.

Sólo me queda agradecerte, por todo lo que me has enseñado, por toda la confianza que me has regalado, porque sabemos entendernos bien con pocas palabras y hasta con silencios, porque nos hemos visto poco, pero a la vez creo que nos hemos visto mucho, porque fuiste el primero en darte cuenta de lo que me pasaba ¿te acordás? sin que siquiera te lo dijera.

Te debía un homenaje, Sergio, aquí está. Como estoy y estaré yo siempre para defender la Causa, (siempre y cuando no nos desencontremos en la plaza de mayo, como es nuestra costumbre…jeje ¿te acordás el año pasado, el 2 de abril? ¡qué bajón ese desencuentro!) para levantar esas cruces blancas que yo también en mi corazón abrazo, para acompañarlos en esta lucha con todo mi corazón, mis fuerzas y mis energías, para que recuperen la felicidad y la salud que merecen y que nunca debieron perder.

5 comentarios:

Einstein dijo...

Luz,hay momentos en la vida que importan demasiado, hay veces que sin darnos cuenta esos instantes nos enseñan con más intensidad que muchos años juntos.
Y lo importante está en descubrir esos instantes y hacerlos propios.
De esa manera recién comenzas a crecer, en lo poco que te conozco voy viendo que sós de las personas que colecciona esos instantes y construyen con ellos un ser auténtico.
Estoy orgulloso de haberte conocido.

Bibliotecariasensual dijo...

Luli, muy bueno el post. Es cierto, que cuando se habla de las Malvinas se me pone la piel de gallina, pero también reconozco que a veces, miro para otro lado.
Es cierto, que todos los que fueron sufrieron, así como los que estaban acá, apoyandolos con cosas materiales, que nunca llegaron a su verdadero destino, y que si llegaron, cuando era demasiado tarde. También estaban apoyados espirituales. Esto es todo lo que sé, porque me lo contaron, la gente que estaba acá, también la forma en que les mintieron a todos.
Pero bueno, nunca hay que olvidar lo que los veteranos hicieron por todos, no importa que no hayamos ganado, sólo hay que saber, que a pesar que sus habitantes no sean argentinos, las Malvinas serán y son nuestras. No hay que desanimarse.
En la biblioteca en donde trabajo, la mayoría de sus usuarios consulta sobre las Malvinas, porque nunca se pierde la esperanzad de recuperarlas, sin dolor.
Besos
Esto me hace sentir más más argentina

epl 2007 dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Alfredo. Coleccionas instantes muy profundos como éste, e instantes insignificantes como tu post anterior. Haces de ellos sinfonías increíbles que despierta un sentimiento muy profundo en los demás. También estoy orgulloso de haberte conocido, y ojalá un día formemos parte de un pedacito de esos pequeños/grandes momentos a los que haces referencia.

Sergio Lopez dijo...

Bueno Luz....que decirte.....en este caso no me da verguenza decir, que a pesar de morderme, se me llenaron los ojos de lagrimas por tus palabras y dejame confiarte que .... vos tambien cambiaste mi vida. Recuerdo (yo tambien) que cuando lei esa, tu 1° carta me dije: ¿existen jovenes asi? ¿que sientan las cosas como las expresas vos? No es que menosprecie a los jovenes ¡todo lo contrario! Pero acostumbrado a las charlas en los colegios mas o menos todos estan en las preguntas obvias : sufrieron frio? hambre? que armas usaron? Y de repente leer a alguien que "hilaba fino" en lo interno, es logico que me extraño. Y poco a poco fuimos creciendo juntos (aunque sea un jovato al lado tuyo) yo fui aprendiendo de vos a brindarme ¡pavada de logro!
Si, sos una Luz en muchas vidas, tu mama es sabia.....
Y vos fiel a tu costumbre, ansiosa por descubrir, aprendiste tantas cosas, te acordas "traductora oficial"? Hasta que te metiste de lleno en ese tema, que recien se descubrio hace poco, pero que venimos arrastrando de muchos años el stress post traumatico, ese que producen todas las guerras y....nosotros, los humanos. Ese que duele y lacera, pero por dentro.Ese que solo se traduce en las miradas, para aquellos que, como vos..... saben mirar.
Me alegro por haber sido el nexo para con Chiquito y Jorge, porque se que el bien es mutuo y todos disfrutan.
Este año no va a ser facil, ya van muchos suicidios y poco importa a quienes lo pueden intentar solucionar. No intento poner un comentario politico (jeje) pero como me duele ese tema, me brota.
Mi querida sobrina del corazon (eso es mas que un sobrino/a de sangre) ojala pudiera ayudarte en tus momentos tristes o dificiles, claro como a otra hija, pero a veces no se como acercarme a vos sin molestar. Vos me entendes
Y por ultimo quiero agradecerte este homenaje a todos los "Sergios", a mis compañeros de lucha, tanto a los de aire, mar o tierra y a aquellos que aun seguimos luchando. Sabes como aprecio tu cariño hacia todos nosotros, que nos hace tanto bien. Y pienso y deseo que hayan muchas Luz por ahi para dar ese cariño que nos das todos los dias y de tantas maneras. Lamento sospechar que el molde se rompio.....ojala me equivoque y con los años las nuevas generaciones iluminen nuestro pais y recuperen lo que es nuestro, desde la inteligencia y no el dolor.
Gracias por caminar junto a nosotros!!
Luz, me siento feliz de haberte conocido....y orgulloso!!!!
Sergio

sil dijo...

hola en realidad somos estudiantes de Psicologia social y se nos dio un final a elegir un tema que nos pegara y laburarlo y nada salio malvinas y al meternos en el al hablar y encontrar testimosnios de ex combatientes al visitar esta pagina es increible lo que pudimos incorporar esta historia que nadie nos quiso contar aun cuando ocurrio tengo casi cuarenta años y hay en mi grupo chisuis de 22 hasta 30 y me mato que ante un relato de los ex combatientes se le llenen los ojitos de lagrimas al conocer una historia que ningun profesor ni colegio les quiso contar, solo agradecer a estos HEROES por tanto y pedir disculpas por tant ignorancia respecto a la sociedad y formar parte de la misma, desde nuestro lugar y con un titulo por recibir muy pronto nos comprometemos a lo que necesiten desde nuestro lugar y que sepan que hay 7 almas mas en esta lucha por la salud y el reconocimiento. A su entera disposicion y mil gracias por luchar por un pedacito de soberania por tantos que hoy no lo reconocemos

sil-sayi-naty-viky-mariel-flavia-blanca