martes, 27 de febrero de 2007

Para Bo,Marcelo...de Che Luz


¿Viste? Ahora me toca a mí dedicarte una entrada, muejeje

He leído tu blog hoy. Ay ay ay...qué puedo decirte...
Voy a hacer honores a todas esas anécdotas super graciosas que siempre me contás cuando te das cuenta de que estoy triste. Esas historias que hacen que me duela la panza y las mejillas de tanto reirme. Entre vos y Chechux (Ceci Beat)... me van a matar de risa!!!!

A mis amigos visitantes voy a contarles que Marce es uno de esos amigos que siempre están cuando la cosa se pasa de castaño oscuro a negro. Tan presente está el siempre que aunque viva del otro lado del charco uno piensa que va a encontrárselo en cualquier momento por la Avenida Beiró pateando chapitas frente a la plaza.

Además, ambos somos escritores. Entre nuestras obras maestras escritas en conjunto se destacan las siguientes:

Nuevas Técnicas de Exorcismo Amoroso: El Barrio de Flores tiene sucursal en Maldonado. Aprenda a liberar demonios a ambos lados del río detonando garrafas a distancia y disfrute de las explosiones. (Manual)

Apuntes de Filosofía: La relación entre la angustia existencial del hombre (o la mujer) y su indefectible inclinación por el helado de frutilla al agua cuando al sujeto se le ofrece optar entre limón y frutilla. (Ensayo)

La imposibilidad del amor imposible y cálculos de probabilidad que le toque uno a usted. Sólo para unos pocos. Para los demás....Imposible. (Biografía y Estadística)


Bueno, Marce. Después de todo mejor reír que llorar y en un idioma que ambos entendemos transcribo aquí para vos un poco de sabiduría oportuna.

Dicta la sabiduría del Angel Gris: (mejor dicho, denuncia el poeta Jorge Allen, pág 296 de la Biblia de Flores)

Pero aunque nadie converse sobre el asunto, basta con asomarse a la puerta para comprobar que las cosas siguen como entonces.
Allí están las mujeres hermosas en Flores y en toda la ciudad, gritando con su mirada de hielo que no están en nuestro futuro ni en nuestro pasado.
Allí está la abominable secta de las Chicas con Novio, poniéndonos ante la espantosa verdad de que siempre hay un hombre mejor que uno.
El camino para derrotar a esta morralla es largo y penoso, pero seguirlo es el deber de los criollos arremetedores.
No hay más remedio que querer a pesar de todo. Y más todavía, tratar de que a uno lo quieran. Esta segunda labor es especialmente complicada y puede llevar la vida entera. Consiste-por ejemplo- en ser bueno, aprender a tocar el piano, convertirse en héroe o en santo, comprarse una tricota nueva, lavarse los dientes, ser considerado y tierno y renunciar a empleos nacionales.
Una vez hecho todo esto, ya puede el hombre enamorado pararse en la calle y esperar el paso de la primera mujer hermosa para decirle bien fuerte:
-He sufrido mucho nada más que para saber su nombre.
Seguramente, la tipa fingirá no haber oído, mirará al horizonte y seguirá su camino.
Pero será injusto.


2 comentarios:

M@rcelo dijo...

Snif snif!
Qué se puede decir...???
Solo puedo agradecer...a vos por ser como sos, un ser maravilloso y único, y a lo que sea que nos haya cruzado en el camino. Haberte encontrado es un milagro que sólo puede atribuírsele a algún angelito piadoso.

Sepan señores que la personita propietaria de esta cálida morada, es merecedora de nuestra mayor admiración y de todo el cariño del mundo!

Te quiero un montón!
Voy a comprar helado...querés de frutilla??? :)

PD: No hacía falta tanto elogio...me hacés poned cododado!

M@rcelo dijo...

Si no me explayé más, es porque se supone que estoy laburando ;)
Ya nos encontraremos para tener una de nuestras charlas infinitas. No en el tiempo, sino en el pensamiento.

Beso!