martes, 27 de mayo de 2008

Hasta siempre, Chiquito...



¿Cómo despedirme de vos, mi querido amigo? Sencillamente no puedo.
Con un corazón que se encoge de dolor y recuerdos, quiero rendirte en este espacio mi más sentido homenaje. Todavía no puedo aceptar que ya no estés entre nosotros. Qué difícil va a resultar seguir adelante.
Agradezco a la vida el haberte conocido.
Gracias por ser la persona más recta y ejemplar que pude haber encontrado en el camino.
Gracias por toda esa fuerza de tus brazos, que sostuvo durante más de 10 años a los más de 200 compañeros Veteranos de Malvinas que te pidieron ayuda en el Hospital Carrillo. Gracias por contagiar amor, entusiasmo y gracias por tu incansable lucha.
Gracias por la bondad infinita de tu corazón y esa entereza que te acompañó hasta el final del camino.
Se nos fue Carlos Viegas , el "Chiquito" grandote que dio la vida por sus amigos.
Dios te bendiga y te guarde en la palma de su mano. Hasta siempre, grandote.

16 comentarios:

Evan dijo...

Siempre me dolieron estos posts así, cuando alguien se nos vas... me cuesta asimilar las perdidas...

Un beso enorme Luz!!

Te acompaño en lo que pueda.

Zeb dijo...

Recuerdo cuando me hablaste de él, me contaste la historia de tu wallpaper...

Que dura e injusta es la vida a veces, cuando quienes sentimos q no tendrían q irse se van...

Te mando un abrazo de esos bien estrujadores melli.

beso gigante.

María dijo...

Es muy movilizador ver toda la gente que quería a Cali, cuánto dolor e impotencia frente a la tragedia. Tuve la suerte de conocerlo y todas las palabras resultan pocas para hablar de una persona para la cual la vida de los otros era más importante que la propia. Pienso en sus hijas, en su hermana y en su madre... en todos los que hoy lo lloran y tengo ganas de llegarme al maldito lugar en donde perdió la vida y romperle la cabeza a los dueños del peaje que se eximen de culpa detrás de un cartelito pedorro, a los dueños de los campos aledaños a la ruta que no les importa que las personas se maten e imagino arreglan con un sobre, a los que tendrían que caer sobre ellos, para que hagan silencio... Siento mucha amargura
querido Cali, fuiste un heroe como combatiente pero también lo fuiste en la vida. Hasta pronto, chiquito!

Sahaquiel dijo...

Recuerdo cuando me hablabas de él... lo describías con tanto amor que por momentos me parecía verlo a través de tus ojos.
Lo siento mucho, Luz.
Te acompaño, desde la distancia, y te mando un fuerte abrazo. Te quiero mucho.
Besos.

V.

tanguetto dijo...

Acompaño tu sentimiento y me sumo al homenaje.

Luminicus dijo...

Te acompaño desde aca tocaya.
Un besote

Luz dijo...

Muchas gracias Evan, parece que es como dice un amigo: los que primero se van son los que más queremos. Besote y mate amargo!

Zeb, sí, recuerdo esa charla, en la que vos me contabas de tus abuelos, sobrevivientes al holocausto y yo te hablaba de mis vg, de Chiquito y el tema del estrés pos-traumático...UN beso y gracias por estar.

María: sos del foro de los Bravos? Dónde conociste a Chiquito?
Perdimos un pedazo de alma :(
Besote y hasta pronto!

Sahaquiel: Chiquito era puro amor ¿Cómo describirlo? Doy gracias a Dios haber conocido un ser tan maravilloso.
Yo también te quiero!
Beso!

Tango: gracias! Como siempre vos acompañando.
qué siglo, che! Besote, te quiero!

LUmi: gracias nena, ahora te visito.Besote!!

Carlos dijo...

Luz, te apreto fuerte fuerte en el abrazo del alma y trato de sostenerte, más no sea con palabras.

Nadie se muere del todo, si permanece en el recuerdo de los otros.

Un beso inmenso.

María dijo...

Querida Luz, llego a tu blog a través de la tristeza y la impotencia... ahora todo se trata de remontar la ausencia, de asumir una realidad constante en la vida de todo ser humano: la pérdida. Cali es mi primo politico, hermano del alma de mi marido. Uno conoce a las personas que lo rodean y los ama por lo que son pero es en estos momento donde cobran dimensiones que escapaban a tu comprensión. Uno es, en esta vida, lo que siembra y toda la cantidad de gente que hoy lamenta la partida de Cali es simplemente su cosecha. Sin embargo lo que más me duele, lo que me oprime el corazón son sus hijas, su madre, su hermana, sus amigos más intimos... en definitiva, quienes más lo necesitaban.
Te agradezco por este espacio, siempre ayuda desahogarse.
Un abrazo
mariaselis@hotmail.com

Superchic dijo...

no lo conocía pero por lo que contas era un tipo barbaro. nunca es facil despedirse....

Elena de San Telmo dijo...

Querida Luz,

Te acompaño en este homenaje... un abrazo desde el alma.

Ele

Mari dijo...

Luz, te dejo un beso gordo y un abrazo apretado. Y nada más, que las palabras sobran a veces.

Lau dijo...

me acuerdo de aquel post....que pena...se fue un grande "chiquito"...pero
todos ellos van a estar por siempre en el corazón del país y su historia
beso!

Santiago Javier dijo...

Luz, sos un personita llena de amor....

Mary dijo...

ME ENCANTO TU BLOG

Y TAMBIEN TUS ESCRITOS

VOLVERE¡

Luz dijo...

Carlos: muchas gracias, y debe ser así, porque en estos días son Chiquito se nos ha hecho presentes a unos cuantos.
No se fue del todo ni se va a ir.
Besote!

María: gracias por volver. Te agrego al messenger. Un besote grande. ¿Viste que no se fue?

lau: es cierto: hizo mucho pot todos y dejó esta tierra con un poco más de amor.
Besote!

Gracias Juli: y sí, es difícil...

Santiago: y chiquito era grandote para que le entrara adentro todo ese amor que tenía. Un beso!

Gracias Mary! Sos bienvenida cuando quieras.