jueves, 26 de febrero de 2009

Voto positivo...

Cuando escribo esto ha transcurrido una semana de mi regreso a Buenos Aires. Como siempre hago las cosas más tarde que el resto de la gente, necesité de un tiempo para procesar y acomodar lo que viví durante mis dos semanas de vacaciones en Maldonado, Uruguay.
Encontré todo muy cambiado desde mi última visita al país, allá por1992. Y después de un 2008 de enorme desgaste emocional y mucho trabajo, necesitaba tomar distancia de mis lugares frecuentados, de mis cosas, y hasta de mi gente, y de todo lo que todavía me ata a esos sueños que se me escaparon entre los dedos como arena, casi sin dar aviso.
Este viaje fue distinto a cualquier otro porque esta vez pude conocer en persona a cuatro amigos que hoy se me hacen muy cercanos; cuatro seres maravillosos (no se asusten, no estoy hablando de los Beatles) a quienes el azar e internet me habían acercado por primera vez hace dos años. Hablo de Marcelo, Gimena, Alfredo y Sylvia.
Marce y Gime “me adoptaron” durante dos semanas, porque así son ellos dos: dulces, cariñosos, hospitalarios, atentos y compañeros. Me abrieron las puertas de su casa y de su corazón e hicieron lo imposible para que yo me sintiera como en casa. Déjenme decir que lograron y superaron el objetivo: hoy un amigo me preguntó cómo me habían tratado en Uruguay y sin mentir pude responderle: “mejor que en casa”. Gracias por la paciencia, el afecto, la comida rica de Gime, los caramelos, la subida al cerro, el dulce de leche y un largo etcétera…No menos puedo decir de Alfredo y Sylvia, que se encargaron de pasearme por toda Punta del Este y alrededores, y recibirme con un café y “bizcochos” después de la playa. ¿Cómo olvidar los chistes de Alfredo? Los chistes de argentinos, su buen humor, su generosidad, su chivito uruguayo, los debates filosóficos y su delirio sanmartiniano… (nació en Yapeyú, ¿entendiste?) ¿Y Sylvia? Siempre sonriente, siempre hospitalaria y generosa y siempre cuidándome y… ¡asegurándose de que yo tenga mi souvenir del gran Artigas! Gracias a ustedes también por el cariño, la paciencia, el vinilo uruguayo, el helado garroneado, las caminatas, el llavero de Artigas y otro largo etcétera.
Y el escenario de todo fue un bellísimo país, tan único como su gente. Uruguay brilla con luz propia haciendo gala de hermosas playas, de amaneceres y atardeceres en los que el sol emerge y se funde en el mar de una forma única ¿Quién puede pensar que un país así no es especial? Solo basta un amanecer y un ocaso para convencerse. (Vale aclarar que Maldonado y sobre todo Punta del Este también hacen gala de muchísimos porteños “babosos”, ruidosos y molestos, muejejejeje. Espero que sepan disculparnos…). Las lucecitas de Punta en la noche hacen de la oscuridad de la playa una hermosa postal que se completa con música de viento y olas. El paisaje de cerros, cuchillas y arboledas a los lados de la ruta se complementa con acantilados y algunas planicies. En las calles estrechas y coloniales de Maldonado, uno se topa con retazos de historia, como la iglesia Virgen de Santander, la casona de Gorlero –primer intendente de Maldonado- la plaza central y el Cuartel de Dragones-en donde Artigas y los Blandengues forjaron la historia de la Independencia- También en esas calles me encontré con personas amables y dispuestas a ayudar, y hasta algún caballero galante de esos que ya no abundan y que regalan piropos porque sí, piropos para las turistas (nada de “frases puercas” como la de los “conductores de camionetas” a los que hace referencia el negro Dolina, tan comunes en las calles de Buenos Aires). La frutilla del postre es ese encantador y dulce acento uruguayo con muchísimas variantes y palabras propias; propias de la identidad nacional y regional de quienes las pronuncian.
Por todo esto, y al mejor estilo Cobos, voy a decir que para Uruguay, mi voto… es positivo. Gracias Marcelo y Gimena. Gracias Alfredo y Sylvia por ser tan buenos guías turísticos y tan buenos amigos. Recuerden que un argentino es un… ¡¡¡¡¡“hermano”!!!!!! Y que los espero en Buenos Aires cuando ustedes quieran.

10 comentarios:

Alfredo dijo...

Buaaa! Buaaa!! Y miré que hicimos lo imposible para que esta petiza insoportable pasara la peor de las vacaciones, no te digo yo, nada me sale bien!! Increible!!

Miguel F. Barrios. dijo...

Qué bien qué bien... Siempre es bueno ese cambio de ambiente... Siempre se pasa bien y se conoce personas estupendas...

Sabes, yo también me tomo mi tiempo para procesar la información... jejeje.

Saludos y besos.

Zeb dijo...

Lo vendiste bien al uruguay vo' (guiño!)

Honestamente, entre las fotos q trajo mi hermano, y tu relato...vamos a ver si con Ella rajamos para allá en algún momento!

Gracias por compartirlo!!

Beso!

Alfredo dijo...

Hablando en serio, ahora (se puede?
Ojala todos los argentinos y uruguayos fueran como la señorita Luz.
Qué linda sorpresa fué verte, una lástima que tanto Marcelo como yo tuviesemos que trabajar, otra vez con más tiempo y organización te atenderemos como te mereces....
Notable, no?

M dijo...

Una sola cosa le voy a decir...
La "señorita" Luz, se nos llevó un calzón de la cuerda, un salero (al mejor estilo Alfano en lo de Mirtha) y un mailing del supermercado! :P Jajajaja! Turista de febrero le decían.
Nada de eso es cierto.
Lo único cierto, es que tiene las puertas de mi casa abiertas para volver cuando lo desee. Y si estuvieran cerradas, igual entraba, porque se nos quedó con una llave :P
También es mentira. Lo de la llave, digo.

Besote!

Luz dijo...

Migue: tal cual!!! marce y Alf (al igual que Silvia y Gime) son personas estupendas, como decís vos. Bersote!!!

Zeb: Uruguay es totalmente recomendable. Andá con "ella" que les va a encantar y de paso le regalás uno de esos atardeceres increíbles ;-) A mí me falta conocer varios lugares, pero creo que en cualquier parte que elijas de Uruguay lo vas a pasar genial. besote!!!

Alf y Marce: Ahora espero yo que vengan a ustedes a visitarme, así puedo devolverles toda esa hermosa hospitalidad que me brindaron :-) jejeje
Besotes y saben que las puertas de casa están abiertas!!!

Carlos dijo...

Bienvenida a casa, Luzchi y me alegro que hayas podido disfutar tanto, rodeada de tan buena gente.

Un besote.

Zeb dijo...

Este verano no fuimos porque no llegábamos con la guita...pero está pendiende la visita (tengo amigos en montevideo). El tema es que hay otros proyectos más "importantes" que se están armando (cuando te vea en el msn te cuento melli!)

beso!

Luz dijo...

Gracias Charly!!! Y a ver cuándo nos vemos!!!
Besotes ciruela ;-)

Zeb: Joya si tenés amigos en Montevideo!!! Mmmmm...me parece que me imagino esos proyectos. Ojalá que sea lo que me imagino ;-)
besotes!!

Georgie dijo...

Yo estaba planeando para semana santa un viajecito a Piriápolis, que le tengo muchas ganas. Pero me parece que yo tmb lo voy a tener que dejar para otro momento.

Besote Lucy